Llega fin de año…

No voy a pedirte que te pongas en balance.

No voy a explicarte los beneficios de cerrar círculos ni de marcarte metas para el año siguiente.

De qué sirve que hagas eso hoy?

Solo verás lo que no lograste, te pondrás en juicio de ti y de otras personas que, según tu visión, hicieron obstáculo para el logro de tus objetivos.

Llega fin de año y las celebraciones te exigen que corras, que compres, que gaste lo que no tienes previsto gastar, que hagas caso omiso de tus necesidades personales y vayas detrás de una idea o creencia impuesta por sabe quién.

Entonces, en esta última semana del año te pones en modo frenesí.

Te sales de ti y empiezas a vivir una vida que ni siquiera eliges.

Y si miras en detalle tampoco sabes a quien satisfaces haciendo todo eso que haces…

¿Para quién estas corriendo y qué estas queriendo cumplir o lograr con eso?

Aquí viene mi propuesta pues.

Última semana del año!

Júntate con los que te ayudaron en este año a ser más auténtica/o y más genuina/o.

Con los que hicieron que tu potencia se muestre y  descubras el poder de tu propio Ser.

Abraza a los que han estado en las buenas y en las malas.

Elige con quien ya no quieres compartir tu tiempo y tus ganas.

Y celebra contigo… a tu manera… y a la manera de nadie más.

Lo único real es lo que está dentro tuyo… déjalo salir sin miedo a la crítica, al rechazo ni al que dirán, pues siempre habrá quien te critique, te saque de su sistema o hable por hablar…

Entonces no busques conformar a nadie ni amoldarte por no contrariar

Busca estar en paz contigo mismo, que es la manera más segura de empezar a sembrar la verdadera paz.

Busca entrar en lo tranquilo en lugar de salirte de ti misma/o y complácete, pues tú eres tu única real y mágica compañía hasta el final… Agasájate, mímate, cuídate… y deja de hacer balances… ponte más bien a accionar en cuidar de ti y saber hacia dónde vas ahora, qué eliges crear para ti y para tu vida, y luego desde allí podrás salir a dar y compartir.

Y tu dádiva será grandiosa pues saldrá del mejor lugar de ti, del más sincero y amable: de Ser Tú, y sin intentar ni desear ser nadie más…

llega el fin de año … que tal que te pones a disfrutar de ser quien ya eres?

¿Te gustó este artículo?

Últimos Artículos

Suscríbete y recibe las novedades en tu email

Sígueme en las Redes

Pin It on Pinterest

Share This
Ir arriba